miércoles, 31 de diciembre de 2008

Feliz y próspero 2009


Que la llegada del Nuevo Año 2009 nos encuentre a todos con el mejor espíritu de progreso y prosperidad en el servicio a nuestros hermanos.

Es una buena ocasión para renovar los mejores propósitos que hacen al sentido de nuestras vidas. La salud, el cariño de las personas que están cerca nuestro, los signos del amor de Dios que podemos percibir a nuestro alrededor traigan la paz a nuestros corazones para dar lo mejor de nosotros cuando se trata de servir a los hermanos.

Dios les bendiga abundantemente.