viernes, 6 de febrero de 2009

Radio, tipos de emisoras y nuevas tecnologías


A propósito del seminario de producción radiofónica e internet que desarrollamos algunos bolivianos en la Universidad Gregoriana, resultan sugerentes algunas líneas de reflexión.

Interesante tema de introducción al terreno de las nuevas tecnologías en RADIO.

Particular referencia al mundo del PODCAST en Internet junto con sus posibilidades de aprovechamiento.

Importante invitación a un trabajo en RED, para fortalecer diversas iniciativas de producción radial evangelizadora y de promoción humana.

Coloca las reflexiones de Aparecida a la base de una motivación para que como Iglesia y como comunicadores católicos renovados usemos, con decisión y creatividad, las nuevas tecnologías.

Se insiste nuevamente en el ejercicio de una comunicación desde los interlocutores. Un buen comunicador comienza por escuchar no por hablar, se dice. Se percibe en este punto una especie de eje conductor de las reflexiones sobre el tema radio y del propio seminario.

Se sueña pro activamente con un trabajo en red de esas más de 560 emisoras católicas en más de 22 países de América Latina. Tecnológicamente hablando las condiciones están dadas. Sin embargo, el principal desafío está en generar un pensamiento de trabajo conjunto, de tomar en cuenta lo que los demás están haciendo, de generar un verdadero espíritu de comunión.

Radio comunitaria, radio comercial, radio información, radio institucional, radios mineras… son todas expresiones del rico potencial humano, informativo, educativo, político y movilizador que tiene la radio. Son expresiones que muestran muy bien lo que se puede llegar a aportar a través de este medio. Las funciones tradicionales de los MCS de informar, educar y entretener, ejercitadas con equilibrio, aparecen nuevamente como un horizonte adecuado.

En medio de sus mitos y realidades, la invitación a crear conciencia que realiza P. Travieso es sugerente y profunda. Él invita a convencerse primero uno mismo para luego dirigirse a los demás, sin extremos ideológicos, sin paternalismos, con libertad y con ética. Es sugerente la advertencia de P. Travieso de no caer en extremos o en falsos dilemas. La radio fácilmente puede caer dentro de un enfoque ideológico, incluso solapado. Los principios de identidad, sano pluralismo, libertad, apertura y creatividad resultan fundamentales para afrontar ese peligro.

Se plantea afrontar sin complejos, con realismo y creatividad, la dificultad central de autosostenimiento de la radio. Sin duda se trata de uno de las preocupaciones centrales de las emisoras católicas hoy en día. La evangelización igual que toda tarea educativa “no vende” se suele decir, confrontando implícitamente lo evangelizador con lo comercial. Las reflexiones compartidas en este tema nos alertan acerca de los enfoques extremos. La buena empresa no es contradictoria con un proyecto evangelizador.

El caso boliviano en perspectiva histórica nos deja muchas lecciones. Las radios católicas fueron pioneras y su aporte a la conciencia crítica de la gente y a la democracia es indiscutible. Sin embargo como suele ocurrir a menudo, un régimen político de corte autoritario desvirtúa el aporte de los MCS. Actualmente las llamadas “radios comunitarias” promovidas por el Gobierno del Presidente Morales constituyen aparatos estatales de propaganda política y adoctrinamiento. Lástima por semejante tergiversación, frente a otras experiencias que subsisten y sobreviven como testimonio del verdadero espíritu que debe animar estas iniciativas.