martes, 19 de junio de 2012

Nueva experiencia de evangelización impulsa Iglesia boliviana


Con dos grupos piloto en las ciudades de La Paz y El Alto, la Conferencia Episcopal Boliviana ha iniciado esta semana recién pasada el curso Alfa, un método de evangelización para personas alejadas que pone énfasis en el kerigma, es decir en el encuentro personal con Jesucristo. Este el diálogo con P. José Fuentes, Secretario para la Pastoral en la Conferencia Episcopal Boliviana.



¿Cómo se ha vivido esta experiencia?
Hemos tenido 38 participantes en la Diócesis de El Alto y 20 personas en la ciudad de La Paz. Hay expectativas en ambos lugares de que estos números pueden aumentar,

¿Cuál es la evaluación en el aspecto cualitativo?
Cualitativamente vemos que esta metodología resulta novedosa y deja una buena expectativa para continuar. La primera charla sencilla ha estado ilustrada por varios testimonios de vida y se ve que esto atrae a la gente.

He visto que el grupo de anfitriones se ha puesto a plena disposición de los invitados ayudando en todo momento. En El Alto ayudó mucho el ambiente de parroquia. En el caso de la conferencia hay un ambiente algo más institucional.

¿Cuáles son las expectativas a futuro?
Tenemos muchas expectativas muy positivas de lo que deja esta actividad. De verdad, creo que tenemos algo muy importante en las manos, una metodología participativa, de anuncio del kerigma para llegar a los más alejados.

Mi sueño sería que todos los años las parroquias tuvieran varias veces al año esta experiencia movilizando a la Iglesia

¿Qué es lo que tiene la propuesta que suscita tanto interés?
Me sorprende la gran disponibilidad de los anfitriones y también las ganas que tiene la gente de ser invitada a una experiencia. Lo que pasa es que no invitamos mucho y no dominamos este tipo de metodologías que nos pueden ayudar mucho.

Palabras finales.
Como Iglesia tenemos que recuperar nuestro ser misionero, invitando personas a nuestras actividades. Sabemos que la gente se acerca a las parroquias pidiendo algo y muchas veces no sabemos qué ofrecerles.
El curso Alfa puede ser una respuesta al deseo de la gente de encontrar a Cristo.

No hay comentarios: